Hernia umbilical con mal aspecto.

Ámbito del caso
Mixto
Motivo de la consulta
Hernia umbilical.
Historia Clínica
Paciente de 44 años sin antecedentes de interés salvo peso de 130 kg y 179cm altura. Hace unos 6 meses se derivo a cirugia por pequeña zona abultada justo encima del ombligo, sugiere hernia umbilical, dado sobrepeso y apariencia benigna de la lesión se recomienda pérdida de peso previa a la cirugía. Tras 6 meses acude a consulta de cirugía de nuevo para realizar cirugía, persiste la lesión nodular ligeramente oscurecida pero de tacto liso, el paciente refiere pérdida de unos 32 kg sin gran esfuerzo. Se procede a la reparación herniaria pero en el momento de la resección se observa nódulo solido de mal aspecto por lo que se amplia área de resección (AP: sugestivo adenocarcinoma de origen intestinal), se realizó TAC abdomen: lesión que afecta al LHI en los segmentos II, III, IV-a y IV-b, infiltrativa, mal definida, con calcificaciones heterogéneas difusas y con retracción de la cápsula hepática en intimo contacto con la pared gástrica sin objetivar plano de clivaje. Gastroscopia: hacia curvatura menor a unos 42 cm y hasta unos 47 cm se observa lesión de aspecto infiltrante con centro ligeramente deprimido muy friable al roce, y centro indurado, lo que sugiere proceso infiltrativo de origen neoplásico. AP: Adenocarcinoma enteroide infiltrante.
Enfoque individual
Trabajador fábrica.
Enfoque familiar y comunitario
Casado.
Juicio clínico, diagnóstico diferencial, identificación de problemas
Hernia umbilical secundaria a metástasis secundaria a Adenocarcinoma Gástrico. Nódulo de la Hermana Maria Jose.
Tratamiento, planes de actuación.
Tras el diagnostico se inició tratamiento paliativo en oncología.
Evolución
Se inició quimioterapia paliativa con final infahusto.
Conclusiones (y aportación para el Médico de Familia)
La lesión inicial lisa sugestiva de hernia inguinal sin otros síntomas asociados, salvo la molestia local hizo pensar el origen "benigno", pudo ser un factor distractor, ya que pasó inadvertida hasta el comienzo del síndrome general 6 meses más tarde. Esta lesión era, por tanto, un signo precoz de una neoplasia oculta y es posible que si se hubiera biopsiado antes, se hubiera diagnosticado la enfermedad en un estadio menos avanzado. Del estudio de este caso podemos concluir que es importante evaluar cuidadosamente las lesiones cutáneas a nivel umbilical, realizando un diagnostico histológico en caso de duda, y completar estudio con técnicas de imagen Ecografía abdomen o TAC.
Palabras clave: (Máximo 3,extraídas del ?Medical Subject Headings? (Mesh))
Adenocarcinoma gástrico, hernia umbilical, nódulo de la hermana maría José

Autores de la comunicación

Isabel Galindo Román
Residente Familia. Centro De Salud La Velada. La Linea De La Concepción. Cadiz.

María Vílchez Jaímez
Medico De Familia. Centro De Salud. Tarifa. Cádiz.

José Mostazo Torres
Aparato Digestivo. Hospital De La Linea De La Concepción. Cádiz.