Fracturas con ?mala pata?.

Ámbito del caso
Urgencias y Traumatología.
Motivo de la consulta
Traumatismo de rodilla izquierda.
Historia Clínica
Mujer de 31 años, acude a servicio de urgencias tras caída traumática al realizar salto para bajarse de un muro. Refiere fuerte contusión directa de rodilla izquierda con intenso dolor e inflamación de cara anterior.
Enfoque individual
Sin alergias medicamentosas conocidas, no antecedentes personales de interés ni toma de fármacos habitual. Fumadora de ½ paquete cigarrillos al día desde hace 15 años (7,5 paquetes/año). Bebedora social de fines de semana. En la exploración se aprecia deformidad con importante edema en cara anterior de rodilla izquierda e impotencia funcional a la movilidad e imposibilidad a la marcha. No alteraciones vasculonerviosas.
Enfoque familiar y comunitario
Dependienta de supermercado, vive con su pareja, sin hijos.
Juicio clínico, diagnóstico diferencial, identificación de problemas
Sospechamos fractura debido a la gran impotencia funcional e intenso dolor. Se realiza radiografía donde se ve fractura transversa de rótula izquierda con polo inferior conminuta y desinserción del tendón rotuliano.
Tratamiento, planes de actuación.
Se interviene quirúrgicamente con reducción y osteosíntesis con aguja de Kischmer y cerclaje en 8.; y se moviliza con férula inguinomaleolar. Se da de alta con indicaciones de realizar reposo con pie en alto y ejercicio de dedos.
Evolución
Durante el tiempo de inmovilización se administrará heparina subcutánea a dosis profilácticas. Se debe mantener la rodilla en extensión al menos 3 semanas. Se comenzará a hacer rehabilitación para que la recuperación sea más fácil y la atrofia muscular menor.
Conclusiones (y aportación para el Médico de Familia)
En la fractura de rótula lo más importante es la rehabilitación. Al principio, aun con el yeso, se hará movilización activa de pie y cadera. Cuando se retire el yeso se empezará con las movilizaciones pasivas de la rodilla y rótula, contracciones isométricas y se empezará con movilizaciones activas-asistidas. En una fase final potenciaremos la musculatura de cuádriceps e isquiotibiales, insistiremos en la movilidad total de la rodilla, comenzaremos con una reeducación de la marcha y de la carga total sobre la rodilla. A todo esto hay que añadir el masaje de las cicatrices para evitar posibles adherencias.
Palabras clave: (Máximo 3,extraídas del ?Medical Subject Headings? (Mesh))
fracture, rehabilitation.

Autores de la comunicación

Verónica Correa Gómez
Residente De 2º Año De Mfysc. Centro De Salud De úbeda. Jáen.

Laura Pantoja de la Rosa
Médico De Familia. Distrito Sanitario Nordeste De Jaén.

Adela María Rodríguez Pardo
Enfermera. Hospital De Poniente. El Ejido. Almería.

Póster